Matar todos los procesos de un programa

Para acabar con todos los procesos ejecutados por un mismo programa, bastaría con ejecutar el comando:

killall -9 nombre_del_programa

Atención: Hay que tener sumo cuidado con el comando killall ya que si lo ejecutamos sin argumentos (simplemente escribiendo killall) y tenemos permisos de root mataríamos todos lo procesos del sistema.

Manual de killall.

Publicado en Linux

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*